El jeroglífico más grande del mundo

En realidad no estoy seguro de si será el jeroglífico más grande del mundo, pero lo que sí es cierto es que estuve allí y que me hicieron falta cuatro fotografías para capturarlo entero:

Jeroglífico en la clínica Altrecht en Utrecht 1/4

Jeroglífico en la clínica Altrecht en Utrecht 2/4
Jeroglífico en la clínica Altrecht en Utrecht 3/4
Jeroglífico en la clínica Altrecht en Utrecht 4/4

Está hecho con tubos de neón y se encuentra en , alrededor del número 101 de la Lange Nieuwstraat, enfrente del Museo de la Universidad. La fachada corresponde a una clínica que, en tiempos, fue psiquiátrica. La solución del jeroglífico, según algunos, sería una frase pronunciada por un antiguo interno, aunque probablemente se trate de una historia apócrifa. Parece más bien una cita traducida al holandés y algo modificada de un poema de Georg Philipp Schmidt von Lübeck, famoso por ser la letra de varios de , todos titulados (D 489, D 493 —revisión del anterior— y D 649). Der Wanderer parece una descripción médica de un . Se me ocurren pocas frases más inadecuadas para decorar una clínica que fue psiquiátrica, pero así es el humor holandés… Si queréis intentar resolverlo por vosotros mismos, no leáis más.

Si os sentís vagos o se os da una higa la cuestión, aprovechaos de este destello de frikismo lingüístico. No sé holandés, pero como diccionarios hay muchos, comenzamos por la primera imagen:

Espiga de trigo D +: en holandés, aar. Con una “d” delante, daar.

Segunda imagen:

Pastel T=W -T: taart. Sustituyendo la primera “t” por una “w” y quitando la segunda “t”, queda waar.

Después del je, la tercera imagen:

Bicicleta F=N -S: mira por dónde ésta sí me la aprendí en mis viajes a Holanda. Es fiets; con la “f” cambiada por una “n” y sin la “s” final queda niet.

Cuarta imagen:

Tienda de campaña T=B: tent. Cambiando la primera “t” por una “b”, bent.

Después del daar, la quinta imagen:

Pez -V: vis. Quitando la “v”, is.

Sexta imagen:

Gorra P=H: pet. Si sustituimos la “p” por una “h”, het.

Y la última:

Dinero D=U K: geld. Cambiando la “d” por una “u” y añadiendo una “k” al final, tenemos geluk.

La solución:

Daar waar je niet bent daar is het geluk.

En el presunto original alemán cambia la persona de la frase, de primera a segunda:

Dort wo du bist nicht, dort ist das Glück.

Y en español (traduzco en primera persona, que es lo que pone en la fachada de la clínica):

Donde no estoy, ahí está la felicidad.

Lo dicho, puro humor holandés.


Este articulillo se lo dedico a la memoria de Mika, la hermana de Keiko, mi conejo doméstico, fallecida hoy en circunstancias poco claras. Su vida mereció la pena.

Anuncios

¿Para cuándo has dicho?

Leo en El País que la Sagrada Familia, el icono por excelencia de Barcelona, “quiere crecer más“. El problema viene de lejos, ya que el arquitecto que concibió el templo, Antoni Gaudí, limpió sobre el papel parte de las manzanas de viviendas que rodean su obra para que tuviera una perspectiva más ventajosa. Ahora, la junta que se encarga de continuar con la construcción plantea, de forma un tanto retorcida, la demolición de la manzana colindante con la futura Fachada de la Gloria (aún sin construir), así como otra más hacia el sur, de modo que el conjunto arquitectónico pueda apreciarse sin obstáculos desde la Avenida Diagonal.

Admiro la obra de Gaudí y siempre que he ido a Barcelona me he acercado a ver cómo está. Creo que estoy componiendo una especie de película mental de stop motion a gran escala con la Sagrada Familia. Me cuesta, sin embargo, asumir una actuación de este estilo; las ciudades son construcciones eclécticas por naturaleza (por la naturaleza humana, quería decir). Por sublime que sea el arte —y no todo el mundo está de acuerdo en esto— las humildes manzanas de viviendas también tienen su lugar.

Pero, sobre todo, lo que más me cuesta es comprobar que tenga que dejar a mis hijos la contemplación de la última catedral (en inglés diría ultimate, que no es exactamente lo mismo) terminada. ¡50 años más!