Geometría fósil

En mi última excursión, en el cañón del río Gallo, encontré algunos fósiles interesantes que, después de su limpieza, he escaneado para ponerlos en Flickr. Entre terebratúlidos, rynchonellas y fragmentos de belemnites, destaco aquí unos ejemplares muy pequeños (menos de un centímetro) que no figuraban en la guía del Parque Natural del Alto Tajo. Se trata de unos fragmentos exentos de de la especie Isocrinus del , y contemporáneos por tanto de ictiosaurios y plesiosaurios, si bien mucho menos espectaculares.

El primer ejemplar que encontré causó dudas entre mis compañeros: ¿no sería un trozo de un adorno para el pelo, un tornillo o algo similar? El segundo ejemplar, parcialmente embebido en roca, disipó las dudas. Es toda una experiencia encontrar estos fósiles con niños en el grupo: el yacimiento está señalizado y es muy sencillo de explorar: puede obtenerse una pequeña muestra de la fauna marina de la zona en apenas diez minutos, con lo que no hay lugar para el aburrimiento de una búsqueda larga sin resultados. Tan sólo se agradece disponer de una pequeña brocha para poder limpiar un poco las piezas in situ. Las caras de asombro al encontrar conchas tan bien conservadas en un lugar actualmente tan alejado del mar hacen merecer la pena todo el viaje, si no estuviera además todo el parque.

Los crinoideos, llamados comúnmente lirios de mar, son aún hoy día frecuentes en los océanos, por lo que podemos hacernos una idea de la apariencia que hubiera tenido este animal. En la página British Chalk Fossils pueden encontrarse ejemplares mucho más completos de Isocrinus. Más similares, los ejemplares de Isocrinus nicoleti de la Lithothèque de Normandie en su página de fósiles del (167,7 a 164,7 millones de años).

Finalmente, no quiero dejar pasar la oportunidad de enlazar uno de mis blogs favoritos, El Paleofreak, que, aunque últimamente se dedique con más frecuencia de la que resultaría sano al fetiche de los dinosaurios de plástico, es una fuente entretenida y fiable a la vez de información cuando se trata de contrastar las escasas noticias sobre paleontología que adornan nuestros mass media.

Anuncios

Hace mucho, mucho tiempo

¿Un molde del ojo de un trilobites? De Fósiles

Hace unos días, en una excursión por los alrededores de Calzada de Calatrava (38º42’17” N 3º46’38” W), tuve la ocasión de pasar por un lugar que recordaba de mi infancia como un interesante yacimiento de fósiles, según creo, del periodo (por tanto, con una antigüedad de 450 millones de años, hora arriba hora abajo). Se trata de una zona pizarrosa en la que pueden encontrarse, sobre todo, , pero también otros tipos menos frecuentes.

Ir de fósiles con la familia es una experiencia fabulosa. Aparte de lo necesario para cualquier salida al campo (zapatillas cómodas, gorras, protector solar, bocadillos de jamón con tomate), la búsqueda de fósiles en un lugar como el que visitamos sólo requiere de un martillo acabado en punta, una bolsa, algo de paciencia y mucho respeto al lugar, no sólo por la más elemental limpieza, sino para intentar evitar que, como aficionados, dañemos muestras que podrían ser interesantes para otros buscadores que seguramente tendrán más conocimientos.

Un braquiópodo y otro ejemplar sin identificar. De Fósiles

Para no olvidar, la expresión de mi hijo de tres años al comprobar que es verdad que hay conchas en las piedras, y que por tanto en lo que ahora es tierra firme había un mar. La Historia Natural se vuelve evidente cuando se vive en el campo. Y un placer más, por qué negarlo: algunos especímenes curiosos para la colección. ¿Alguien me ayuda a identificarlos?